Meet Setem!

Entrevista con Denisse Dahuabe Rabie, responsable de la Campanya Roba Neta Catalunya.

Setem (Servicio al Tercer Mundo) es una entidad que lleva más de 50 años trabajando en las desigualdades Norte-Sur Global. Se centra en la vulneración de los derechos humanos, consecuencia del sistema de producción que relaciona ambas regiones. Organiza desde sus inicios campos de solidaridad, donde ubica a las personas voluntarias del Norte en comunidades del Sur global, para entender desde la propia vivencia su situación de vida. 

Desde entonces, Setem ha ido abriendo sus áreas de impacto: electrónica, soberanía alimentaria, banca armada, comercio justo, compra pública ética y roba neta (textil). Nos centramos en acciones para la sensibilización y en la incidencia política y empresarial. Organizamos charlas y hacemos investigación, para incidir en la toma de conciencia de las desigualdades Norte-Sur*. 
Respecto la Campaña Roba Neta, somos la representación estatal de la Clean Clothes Campaign: un consorcio internacional entre sindicatos, asociaciones, investigadores y otros grupos, que denuncia las malas condiciones de trabajo en las fábricas de textil desde 1977. Reunimos información y la comunicamos, hacemos denuncia, e intentamos generar conciencia sobre cómo se producen las piezas de ropa, en qué condiciones, qué derechos se vulneran.

¿En qué proyectos trabajáis actualmente desde la Campaña Roba Neta?

Actualmente, y producto de la pandemia, estamos traduciendo y publicando algunos informes: se han despedido a personas sin pagar el sueldo de marzo, sin indemnizaciones, aún cuando los proveedores ya tenían los pedidos listos. En estos momentos en el sudeste asiático hay millones de personas en la calle sin ningún respaldo, y lo que estamos pidiendo que las marcas paguen aquello que ya habían encargado, y que exijan a sus proveedores el pago a las personas trabajadoras. Se han cerrado las tiendas de moda, pero no todo el textil. Como no hay condiciones de seguridad laboral en situación de pandemia, y no se han generado a raíz de la situación, los trabajadores se han negado a trabajar. Son proveedores que no aseguraban, desde antes de la pandemia, condiciones de seguridad mínimas. Así como se han aprovechado de despedir a los trabajadores que eran líderes sindicales. En resumen, con la excusa de la pandemia, la vulneración de los de laborales ha aumentado. 

Aparte de esto, estamos trabajando con la asociación marroquí Attawasoul, una asociación que trabaja en el ámbito de los Derechos Humanos. Concretamente, en el ámbito de los talleres de textil de Tánger, uno de los principales proveedores de España. En esa zona hay un polígono industrial de fábricas de textil que son proveedoras de Inditex, Mango, Zara y más marcas españolas y extranjeras, y queremos denunciar las malas condiciones de trabajo de estas fábricas. Se está realizando un estudio (encuestas a la plantilla) pero con dificultad, ya que el acceso a los trabajadores está reprimido. De aquí a junio pretendemos publicar los resultados, para evidenciar el perfil de los trabajadores de las fábricas textiles de Tánger, y denunciar las vulneraciones de seguridad laboral, derechos laborales, impago de SS, contaminación, exposición a malas condiciones de trabajo que otorgan servicio a las fábricas de España.

Wages vs Profit. Clean Clothes Campaign

Desde SETEM, con la intención de empoderar a las personas, sabemos que hay que trabajar en conjunto con ellas, para que trabajen de forma autónoma. Hay que conocer la realidad de las localidades y dejar de lado los paternalismos: las entidades locales de Marruecos ya tienen herramientas suficientes, solo hay que hacerlos a ellos protagonistas. Se debe superar el prejuicio de la relación Norte – Sur global, consecuencia de una relación desigual. De hecho, he tenido que explicar muchas veces que en nuestro territorio también hay casos de malas condiciones laborales, no solo ocurren en el definido como “tercer mundo”. 

¿Cuál crees que es el mayor reto de futuro de la industria textil? 

Transparencia y regulación. Si no sabes ni dónde ni cómo, no podrás implementar una buena inspección o regulación. La falta de transparencia facilita la des-responsabilización, y es una fuente de vulneración de derechos laborales, de los Derechos Humanos. 

Creo en la regulación del mercado, y no en una gran revolución. Son necesarios tratados vinculantes y debida diligencia, responsabilidad social y empresarial y coherencia entre los acuerdos y la política. 

El neo liberalismo, el mayor virus del sistema financiero, permite deslocalizar las fuentes de inversión y desentenderse de la responsabilización política, social y medioambiental. Lo que ayuda a desentenderse de la responsabilidad de cómo se generan los productos. A partir de los años 70, la deslocalización se ha globalizado, disminuyendo el poder de los Estados. 

El gran problema con las marcas es la falta de transparencia de proveedores. Las empresas (compañías téxtiles) deben responsabilizarse de todo el proceso de producción: licitación, seguimiento, revisión, monitoreo de las condiciones laborales y medioambientales de su producto (trazabilidad de los derechos humanos), en todas las etapas de la cadena de suministro. De hecho, se requiere de una coordinación entre la voluntad política, pública y empresarial, para que se apliquen los acuerdos en toda la cadena de subministro.

En concreto, las empresas deberían tener mejor disposición para facilitar que se generen estos procesos: visitas a los talleres, seguimiento, auditorías. En cada empresa debería haber un departamento para poder monitorear las condiciones medioambientales y sociales de las distintas fábricas (evidencias concretas, no discursos). Actualmente, hay una falta de fuentes de verificación y procesos de auditoría. De hecho, las auditorías generalmente están faltas de transparencia, ya que están controladas por las empresas; se avisa a la plantilla, y ese día se escenifican mejores condiciones, y los trabajadores están amenazados por despido si dicen la verdad. Se prepara la situación, para que en la revisión se excluyan acciones que puedan ser sujeto de una falta.

Aun así, lo óptimo es que no existieran las auditorías, ya que este comportamiento debería ser intrínseco. 

¿Sabes cómo se ha echo la ropa que llevas?

¿Qué consejos darías a los y las consumidoras para poder decidir con criterio? 

Aumentar la conciencia de los consumidores quiere decir ser responsables y no consumistas. Las personas tenemos mucho más poder en nuestra relación de consumo de lo que pensamos. Preferir marcas que identifiquen la sostenibilidad y el respeto a los derechos sociales y laborales.

Pero sobretodo, ser consciente de por qué estamos comprando. La publicidad genera necesidad; y el consumo es una herramienta de distinción de clase. Uno se puede identificar con una clase social según sus prácticas y hábitos de consumo. Por eso a veces las personas con pocos recursos acaban gastándose el dinero por unas zapatillas nike, porque te relacionas con una clase social exitosa. También hay un factor emocional en el consumo (moda, alimentos): satisfacción delante de la frustración. Cuando nos sentimos deprimidos, nos podemos ir de compras. ¿Por qué motivo compramos? ¿identificación de clase, de un modelo de belleza, o satisfacción de la necesidad delante de la frustración?  Esto es más importante ya que no solo vas a dejar de  consumir, sino también vas a cambiar de actitud. 


*Norte y Sur Global: Término que se usa para hacer referencia a la división social, económica y política que existe entre los países desarrollados (Norte) y los países menos desarrollados (Sur). Principalmente se tienen en cuenta factores económicos para dicha división, pero también indicadores como el Índice de Desarrollo Humano (IDH). El término proviene de su mayoritaria distribución en los dos hemisferios, aunque actualmente ya no es así. 

**OIT: “Única agencia ‘tripartita’ de la ONU, la OIT reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 Estados miembros  a fin de establecer las normas del trabajo, formular políticas y elaborar programas promoviendo el trabajo decente de todos, mujeres y hombres.” 

**Principios de la OIT:

  • libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva;
  • la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio;
  • la abolición efectiva del trabajo infantil; y
  • la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *